Coaching 2018-05-08T15:40:06+00:00

COACHING ONTOLÓGICO

¿Qué es el Coaching Ontológico?

El Coaching Ontológico es una conversación en la cual surge un proceso de aprendizaje donde el profesional acompaña a su cliente (o grupo de clientes) a ir por sus sueños. Los asiste a alcanzar algún objetivo en su vida que no están pudiendo lograr, o a cambiar algún resultado que tienen con el cual no se sienten a gusto. Siempre a través de conversaciones en las que el Coach hace preguntas curiosas, sin juzgar ni evaluar, teniendo presentes las emociones, las palabras y pensamientos, el cuerpo y algo más. Este algo más es la relación que se genera entre ambos, la intuición, la energía, la conexión. Trabajamos con el “estar siendo” del cliente y con su hacer, pretendiendo ampliar sus posibilidades y puntos de vista, incluir aquello que por nuestras creencias y limitaciones dejamos fuera, aquello que por nuestra particular formar de ser y hacer no podemos ver. La idea central es que el consultante se auto-descubra para así poder establecer acciones que lo acerquen a sus sueños y metas.

El proceso no tiene una duración establecida rígidamente de ante mano, sino que se adapta al cliente y los temas planteados. De todas formas un promedio aproximado de duración de un proceso individual por ejemplo puede ser entre 8 y 15 sesiones, a veces más, a veces menos.

Para mí el coaching es una forma de vida. Es la disciplina que elijo para trabajar mis sueños y cumplirlos y para acompañar a otras personas a que también lo hagan. No es magia. Se necesita compromiso, voluntad y sobre todo de mucho amor. Requiere vernos a nosotros mismos y a los demás en su máximo potencial, en sus posibilidades totales, vernos como la mejor versión que ya somos pero que aún no pudimos descubrir solos. El coach te muestra lo que ya tenes y no habías visto.

¿Para quien es el coaching ?

Para todos los que quieran aprender a pensar y observar diferente, para tomar acciones responsables, para alcanzar algo que parecía difícil, lejano o quizás hasta imposible. Es para los que tengan ganas y compromiso de avanzar, conocerse y descubrirse, de ir por más, de transformar su vida y salir del estancamiento. Para quienes deseen mejorar sus relaciones personales: consigo mismos y con los demás. Podemos trabajar en todos los ámbitos de la vida: familiar, parejas, amistades, laboral, profesional, corporal, espiritual, financiero, diversión y ocio, etc.

Estoy a favor del progreso, de la evolución personal y la búsqueda continua de mejora, pero no siempre podemos hacerlo por nuestra cuenta, cierto? Para esos casos existimos los Coaches.

¿Cómo es una sesión?

Desde mi lugar de Coach escucho atentamente, con profundo respeto y amor. No juzgo ni cuestiono, hago preguntas curiosas, a veces desafiantes, para desbloquear creencias limitantes y acompañar así a tomar acciones que nos lleven por el camino del logro de tus sueños.

En cada sesión desafiamos la famosa «zona de confort». Observamos juntos aquello que pocas veces suele ser mirado. Es como que ponemos una lupa con luz en lo oculto.

Todo proceso es manejado por el cliente: a su propio ritmo, a su manera particular de proceder y con los temas que traiga y desee profundizar. Yo no elijo los temas, yo no doy consejos. El cliente es el protagonista de la sesión.

En algunas sesiones te invitaré a hacer ejercicios que colaboren en el proceso o compartiré material útil. Una vez iniciado el proceso el acompañamiento es permanente. No estarás solo!

Share This